SUSCRÍBETE y síguenos en tu correo eléctrónico.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

FEDVA: Vence a la rutina!A veces, a medida que avanzamos...

Copiamos la entrada del BLOG de la Federación Provincial de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas de Valladolid. Muy interesante sin duda.

A veces, a medida que avanzamos en nuestra vida, tendemos a acomodarnos, a regodearnos en las costumbres y a buscar vivir una vida “cómoda” en el sentido de pocos sobresaltos, de mantener una costumbre diaria y aclimatarnos a ella. Eso puede estar bien para lograr una cierta seguridad pero, a la larga, resulta tedioso y hace que no encontremos una diferencia entre un día y otro y, al final, la rutina marca nuestra vida eliminando la motivación de nuestra vida. Y si eso desaparece de nuestra vida, ¿qué es lo que nos va a estimular para salir de la cama en nuestro día a día?
El salir de nuestra zona de confort hace que podamos vivir más experiencias, que vivamos una vida más plena y al abrir nuestra mente también nos abrimos a nuevos hábitos, actividades y situaciones que, de otra manera, sería más que improbable.  Nuestra zona de confort nos da seguridad, pero nos quita todo lo demás. ¿Cómo hacer para vencer la rutina? Tres ideas para empezar a mover el cuerpo y la mente hacia nuevas experiencias:
  1. Curiosea y aprende. ¿Siempre te ha gustado hacer alguna actividad manual y nunca te has apuntado a nada? ¿O tal vez te gusta la cocina y te gustaría practicarla más y hacer recetas más creativas? Seguro que tienes algún punto de interés que te gustaría cultivar pero no te has lanzado a ello; pues bien, ahora es el momento. Apúntate a talleres, a actividades, no necesariamente de pago, seguro que en tu centro cívico o comunitario o asociación de barrio realizan actividades gratuitas o con un precio simbólico.  Lánzate y busca tus focos de interés para abrirte a nuevas posibilidades.
  2. Cambia algo. ¿Eres de los que se quejan por que no le llama su familia? ¿O por que tu vecino nunca te saluda? Prueba a dar el paso tú, llama a tu familia, o saluda a tu vecino, o cualquier otra cosa. Si algo no te gusta, haz lo que esté en tu mano para cambiarlo.  Siempre será un paso hacia una mejora y te posibilitará seguir avanzando.
  3. Improvisa. Es bueno planificar pero no se puede atar todo, no hay que tener miedo a los imprevistos, nos hacen crecer y desarrollar nuestra capacidad creativa para resolver dificultades o situaciones a las que antes no nos habíamos enfrentado. No seas excesivamente maniático, y permítete fallar… para luego buscar soluciones.

FEDVA: Vence a la rutina!