SUSCRÍBETE y síguenos en tu correo eléctrónico.

sábado, 4 de febrero de 2012

Pues parece que ya hace frío, carnefueras de Febrero de manos y caras congeladas.


 Tenemos que decir Hola a la ola de frío que desde los telediarios amenazan con congelarnos el fin de semana, pero entre los cristales, el Pico del Águila luce con este sol de Febrerillo loco más expléndido que nunca, invitándonos al paseo entre los pinos, mirando desde las laderas las chimeneas de cada casa valoriana. Día de sol engañizo, aire traidor y congelado, manos coloradas y narices humedas encima de una sonrisas infantiles, como tantas carnefueras hemos hecho cuando éramos más jóvenes.

  El vaho de los pocos paseantesque se animan a salir de la gloria de las casas para cruzar las calles, quita las ganas de calzarse las botas y coger el bocadillo, la lata de Coca-Cola o la bota de vino, y un cigarrillo para celebrar la carnefuera, pero la nostalgia es más fuerte que el frio y aparaca el periodico de la cara para soñar con el recuerdo de las carnefueras de antaño.

  "A las nueve en la plaza de la hermita", y "de allí al caserío de Vallejo". "No olvides las cerillas, los cigarros, el chorizo y la comida". "Que en el caserío almorzamos, en la Granja de San Andrés comemos después de jugar al rescate y por la tarde nos comemos las sobras en la bodega antes de que se haga de noche".

   Este año tenemos que revivirlo, ¿cuándo cae este año?, los nervios atenazan el calendario que se empeña en esconder el Miércoles de Ceniza, es el 22 de febrero, luego EL LUNES 20, tenemos que organizar un paseo, una hoguera, un choricillo y unos vasos en la bodega.
¿Quién se anima?